La transformación industrial es culpable de la mayoría de los cambios en la industria. El sistema de producción en masa inició principalmente cuando Henry Ford comenzó a producir automóviles a gran escala, con un estándar para sus medidas; lo que permitió reducción de costos e incremento de la producción. Actualmente las compañías manufactureras están utilizando la tecnología para pasar de la producción en masa, a la producción personalizada, y está sucediendo a un ritmo muy rápido. La industria continúa evolucionando en respuesta al desafío de garantizar que los productos correctos se entreguen al precio correcto a la persona adecuada, a través de un proceso de sofisticación mejorada.

Las compañías que buscan sobresalir en el mercado, llevan cada una de sus operaciones a modernas soluciones que les garantiza entrar a un escenario de no genera contratiempos en su sistema de producción.

Lea: El impacto de la digitalización de la industria

IOT E INDUSTRIA 4.0

En el centro de la transformación industrial está IoT (Internet de las cosas), que resulta fundamental para proporcionar a las empresas una ventaja competitiva. La industria manufacturera es líder en IoT debido a las revolucionarias formas en que esta tecnología conectada ha simplificado varios procesos de fabricación. Por ejemplo, IoT puede proporcionar retroalimentación en tiempo real y alertar a las compañías sobre defectos o productos dañados. Estas implementaciones simples, pero críticas, de IoT reducen el costo y el desperdicio.

Responsable del aumento de maquinaria inteligente, Industry 4.0 también introdujo un híbrido enfoque de los almacenes de contenido virtual y real que ha liberado mano de obra en el lado de la producción y la colaboración de la industria. La tendencia de la personalización masiva ha permitido a los fabricantes reaccionar de manera más eficiente a la demanda del consumidor. Debido a que los clientes esperan que los productos que utilizan sean intuitivos y fáciles de interactuar, la movilización y la conectividad continúan impulsando a los fabricantes a innovar más rápido y crear productos habilitados para software. Las capacidades de IoT e Industry 4.0 también están cambiando la forma en que se proporciona el servicio postventa, ofreciendo soporte en línea inmediato y constante.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y EL APRENDIZAJE DE LA MÁQUINA

La habilidad de una máquina para aprender y adoptar un comportamiento humano inteligente no es un nuevo avance. Ha pasado una década desde que el superordenador de IBM venció al mejor ajedrecista del mundo, cambiando para siempre la relación entre el hombre y la máquina.

Hoy en día, estos algoritmos avanzados están transformando la forma en que la industria manufacturera recopila información, realiza trabajos calificados y predice el comportamiento del consumidor. Las fábricas inteligentes con sistemas de Tecnología de la información (TI) integrados proporcionan datos relevantes a ambos lados de la cadena de suministro más fácilmente, aumentando la capacidad de producción en un 20%. La calidad ya no se sacrifica por la eficiencia, ya que los algoritmos de aprendizaje automático determinan qué factores afectan la calidad del servicio y la producción. Los sensores han reemplazado las manos humanas, lo que se traduce en menos tiempo y materiales, así como en una precisión y un flujo de trabajo óptimos. La digitalización de la industria implica un menor costo de producción, plazos de entrega más rápidos y una mejor respuesta a la demanda de los clientes.

Lea:¿Cómo aprovechar el potencial de la impresión 3D?

ROBOTS

Tradicionalmente, los robots se han utilizado para realizar tareas tediosas y repetitivas en la línea de montaje. Hoy, sin embargo, los robots son capaces de imitar más rasgos humanos, como la destreza y la memoria, lo que los hace más útiles en industrias como la fabricación. Los robots, altamente entrenables y colaborativos, también proporcionan entornos de trabajo más seguros para los seres humanos al cambiar de lugar con ellos en situaciones peligrosas o inadecuadas. Además, los robots equipados con sensores también proporcionan información y datos valiosos. Los sensores de estas máquinas inteligentes “hablan” con el panel de control, identificando y solucionando problemas mecánicos rápidamente, lo que permite a las empresas realizar los ajustes necesarios con mayor precisión. Los robots aumentan la eficiencia y minimizan las demoras.

VELOCIDAD Y EFICIENCIA MEJORADA

Los robots y otras tecnologías automáticas también son esenciales para mejorar la velocidad y la eficiencia, permitiendo a las empresas manufactureras “optimizar los flujos de trabajo de producción, inventario, trabajo en progreso y decisiones de la cadena de valor”. Al integrar sus sistemas de TI, los equipos de la plataforma en diversas ubicaciones geográficas pueden acceder datos relevantes, lo que facilita una comunicación más rápida, colaborativa y transparente. A medida que la computación en la nube se vuelve más estable, los fabricantes comienzan a implementar su software con más confianza. Con este nuevo nivel de precisión predictiva surge una mejora en los procesos de monitoreo de condiciones, brindando a los fabricantes “la escala para administrar la eficacia general del equipo (OEE) a nivel de la planta, aumentando el rendimiento de OEE del 65% al 85%”.

DATOS Y ANALÍTICA

Se predice que para 2020, habrá 50 veces el contenido digital en comparación con lo que existe hoy en día. El análisis de Big Data se vuelve cada vez más difícil y lleva más tiempo, ya que el fabricante digitalizado tiene dificultades para gestionar, actualizar y analizar la información de productos y consumidores. Como tal, muchas empresas están optando por trasladar contenido a la nube, así como también a la casa en el sitio, para un enfoque combinado de sus necesidades de almacenamiento, administración y procesamiento. La información sobre cosas como suministro, entrega, atención al cliente solía ser difícil de encontrar o engorrosa para trabajar. En la era digital, esos datos se simplifican y son compatibles con la colaboración, lo que aumenta el acceso para todos los interesados. Debido a que los equipos de producción y los consumidores se han acostumbrado a la inmediatez e intuición de IoT, ahora esperan lo mismo de sus procesos y productos, lo que exige una innovación más rápida por parte de los fabricantes. Para mantenerse al día con estas expectativas, la transformación digital cambia la forma en que las empresas administran y comparten la información del producto en toda la empresa, aumentando la producción y la transparencia, reduciendo los costos y el tiempo de inactividad.

La industria está en una constante presión por ser más competitiva y reducir costos. Además, los intereses de los clienten han cambiado, cada vez más se abren nuevos mercados que se basan en personalización y la creación de nuevos productos y servicios innovadores. Los clientes están más dispuestos a pagar por la experiencia o el servicio que el producto en sí. De esta manera, al industria necesita implementar a cada uno de sus productos servicios nuevos, experiencia, capacidad de actualización, lo que pasa por añadir software y conectividad a cualquier producto, la industria 4.0 da respuesta a esas exigencias.

Información por: Grainger