La gestión de la cadena de suministro concentra un foco muy importante que es asegurar que los productos y servicios estén disponibles en el momento indicado, aunque este no debería ser el único factor relevante, esta debería orientarse también a minimizar cualquier posibilidad de que los productos sean manipulados de forma malintencionada, falsificado e incluso explotado con fines ilícitos. De esta manera, es indispensable que las organizaciones estén atentas a las amenazas potenciales y desarrolle e implemente un plan para cada una de ellas.

Le puede interesar: Proteja su planta de ataques cibernéticos

Los ataques que se pueden presentar en la cadena de suministro pueden incluir: manipulación, sabotaje, falsificación, piratería, robo, destrucción, alteración, desviación, corrupción, ingeniería social o incluso amenazas internas. Por ejemplo, algún fallo en la producción o distribución del producto o servicio; la confianza en un proveedor de servicios que venga con mala intención o no calificado; la introducción de vulnerabilidades en el hardware o software de la empresa o la instalación de hardware o software falsificado.

Le puede interesar:Responsabilidades cibernéticas de los fabricantes

Sin duda, las amenazas también pueden comprometer los procesos operativos como la cadena de suministro. Para evitar riesgos se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Realizar un análisis de la cadena de suministro para detectar vulnerabilidades. Realizar un estudio exhaustivo en el que cada componente de la cadena de suministro sea examinando a profundidad es clave.
  2. Comunicarse. Es fundamental que se lleve a cabo una acertada comunicación entre los encargados de cada uno de los procesos en la cadena de suministro, para que se puedan identificar riesgos y obtener resultados efectivos.
  3. El Gobierno como recurso. Encontrar e involucrarse en planes o campañas que estén realizando en ciberseguridad para así, implementar las mejores prácticas que ayuden a que se disminuya el riesgo.
  4. No diga ‘Sí’. Diga ‘Cuándo’. En el sexto estudio anual de Global Technology, Media and Telecommunications Security de la consultora Bersin de Deloitte, el 68 por ciento de las empresas dijeron que entendían sus riesgos cibernéticos. 62 por ciento dijo que tenían programas establecidos para abordar las amenazas a la seguridad cibernética. Sin embargo, el 59 por ciento de esas compañías experimentaron un incidente de seguridad el año pasado. Es por esto, que las empresas necesitan una visibilidad total de la organización y un ejecutar un plan en caso de ciberamenazas.  Lea también: ¿Cómo lograr una mayor seguridad cibernética?

    Información por: Industrial Distribution