Para que las industrias emprendan su camino hacia la digitalización es fundamental la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR) estas dos tecnologías son la apertura hacia la industria 4.0, permitiendo la incoporación de elmentos virtuales a la realidad que aportan conocimiento e información de utilidad para al optimización de los procesos en las plantas.

Su implementación ofrece diferentes ventajas como: la mejora de los procesos, reducción de tiempo de espera, aumento de seguridad y ahorro de costes en desarrollo del producto. Por ejemplo, en este último contribuye en la medida de que para un auto se podría experimentar cómo se sentiría una persona en el puesto del conductor; si la experiencia es negativa siempre existirá la posibilidad de corregir y mejorar el diseño sin tener costes de materiales adicionales.

Lea:¿Qué ofrece la industria 4.0?

De esta manera, está logrando que el ensamblaje casi perfecto sea una gran posibilidad en la fabricación. Las gafas AR brindan la posibilidad de superponer imágenes en el entorno de trabajo real, permitiendo a los integrantes de una fábrica que puedan visualizar los pernos, piezas, números de piezas e instrucciones exactas sobre cómo ensamblar correctamente un componente particular. Esto es posible, gracias a que estas gafas cuentan con cámaras, sensores de profundidad y sensores de movimiento.

En el caso del mantenimiento industrial, estas tecnologías brindan la posibilidad de obtener información en tiempo real de cualquier elemento de una planta (válvulas, tuberías, equipos, etc) logrando corregir desviaciones de datos (presión, temperatura, etc.) in situ y de manera remota, además de conocer características y formas de utilización (montaje,calidad, riesgos, etc.) ¿De qué manera se logra esto? En el momento en el que se produce el daño, la persona encargada del buen funcionamiento de la máquina se coloca las gafas de AR y, por medio de ellas, sigue detalladamente cada paso de los manuales de instrucción virtuales que se proyectan en el lente para resolver el problema. Las gafas reconocen las diferentes partes de la máquina y le indican visualmente al operario donde debe actuar para solucionar el problema.

Lea: Megatendencias impulsan a los fabricantes hacia la industria 4.0

Es así que, para lograr la competitividad las plantas deben considerar los beneficios en que VR y AR pueden mejorar la eficiencia y la productividad. Estas son cuatro formas en que estos métodos están transformando la fabricación:

Movilidad – Manos libres: el sector manufacturero ha sido por mucho tiempo una industria que requiere de mano de obra intensiva. Reducir la necesidad de dispositivos portátiles simplificaría la productividad laboral. Por ejemplo, Microsoft HoloLens es esencialmente una computadora holográfica integrada en un auricular que le permite ver, oír y trabajar con hologramas dentro de un entorno. Proporciona una experiencia totalmente manos libres con gestos, voz e interacción holográfica, ofreciendo esencialmente asistencia en tiempo real para trabajos de fábrica o de campo.

Talking Parts: la tecnología AR e Internet de las cosas(IoT) permitirá a los sistemas autodiagnosticarse y reportar las deficiencias a los trabajadores. En lugar de tratar de adivinar porqué una pieza en particular no funciona bien, puede hacer que la pieza le muestre si está dentro de los niveles de tolerancia y si funciona correctamente. El artículo no solo dirá qué le ocurre, sino que le mostrará lo que sucederá si no se repara.

Seguridad: la RV puede simular varios procesos de producción y configuraciones de fábrica, lo que permite al usuario identificar aspectos potencialmente peligrosos y ajustarlos antes de la producción. Al usar VR para ayudar a planificar líneas de ensamblaje.

Experiencia del usuario: VR y AR también pueden ayudar a crear mejores productos para los consumidores. La tecnología permite a los ingenieros y diseñadores interactuar con sus diseños y probarlos antes de construir el producto.

AR / VR ayudará a impulsar la eficiencia, aumentar la productividad, cambiar la forma en que se crean y entregan los productos, transformar los procesos establecidos y crear nuevas oportunidades comerciales.

Fuente: industry today