El Tribunal Administrativo de Boyacá falló por el cierre temporal de la planta de Gerdau Diaco en Tuta. Esto debido a que, a pesar de que la empresa cuenta con licencia ambiental correspondiente, tiene inconvenientes con el manejo, tratamiento y disposición de escorias.

La decisión otorgada por el organismo gubernamental, por ello, va encaminada a evitar la acumulación de desechos y buscar una reorganización del sistema destinado a la recolección de aguas lluvias y domésticas en la siderúrgica.

Lea: ¿Cómo administrar el cierre temporal de una planta?

Sin embargo, el Gobierno Departamental ha expresado su preocupación por el impacto que tendrá esta decisión firmada por los magistrados Luis Ernesto Arciniegas, Fabio Iván Afanador y Clara Elisa Cifuentes, en materia laboral y de indicadores de desarrollo industrial. Ya que la planta Geradu Diaco de Tuta es responsable de la generación de 600 empleos aproximadamente.

Por su parte la empresa manifestó que ya cumplieron con la orden de cierre temporal y que están trabajando en colaboración con las entidades encargadas para cumplir con los procesos exigidos por el Tribunal, acompañados también por CorpoBoyacá.

“Cabe anotar que la compañía desde hace más de 50 años ha cumplido integralmente la normativa ambiental vigente y se ha comprometido con las autoridades municipales, departamentales y nacionales, a encaminar sus esfuerzos industriales para mantener un entorno saludable”, afirmaron este miércoles en su comunicado.

A partir de este veredicto, la empresa tiene un plazo de 15 días para desarrollar un plan de manejo, tratamiento y disposición de escorias, para que pueda volver a funcionar normalmente.