Actualmente, para alcanzar los máximos niveles de competitividad, reducir los costos y tiempos de producción, optimizar los recursos y aumentar la flexibilidad, el sector industrial debe invertir en tecnologías regularmente. La implementación de la computación en la nube o cloud computing es una gran opción.

¿De qué se trata?

Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), es un modelo que permite el acceso omnipresente, conveniente, y por demanda a una red de un conjunto compartido de recursos computaciones configurables (por ejemplo: redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios) que se pueden aprovisionar y liberar rápidamente como un mínimo de esfuerzo de gestión o interacción del proveedor de servicios.

Gracias al gran potencial de la computación en la nube, las organizaciones pueden centarse en generar valor e innovar, reduciendo costos tanto iniciales como de mantenimiento posterior y evitando la inversión en activos como hardware y software.

Esta tecnología ha llegado con tanta fuerza, debido a la presión de los mercados porque las empresas innoven con costos reducidos en sus inversiones. Además, las necesidad de movilidad de los empleados para poder trabajar en diferentes ubicaciones implica ciertos retos que las aplicaciones online en la nube ofrecen.

De esta manera, a medida que la automatización industrial se vuelve más inteligente y los fabricantes adoptan la tecnología de máquina a máquina, la computación en la nube se convierte en la solución para almacenar y gestionar la creciente expansión de los datos de producción. Además del aumento en el espacio de almacenamiento, la nube ayuda a los fabricantes a reducir costos, cambiar modelos comerciales, brindar nuevos servicios, aumentar la agilidad, optimizar el rendimiento y, en última instancia, impulsar la rentabilidad.

Gestión de datos energéticos

Realizar una evaluación significativa de la eficiencia energética de una instalación de fabricación solo es posible cuando las cifras de consumo de energía están disponibles de manera completa. Para dar sentido a la gran cantidad de datos producidos en el taller, muchos fabricantes están implementando sistemas de administración de datos de energía (EDMS).

En general, un EDMS se configura localmente y se integra en la infraestructura de tecnología de la información (TI) existente, pero existen varios escenarios diferentes, incluido el traslado del EDMS a la nube, una posibilidad que permite el análisis de datos energéticos en toda la empresa.

Análisis Predictivo

Al adoptar la nube, los fabricantes ya no solo recopilan datos, sino que obtienen información accionable a partir de ellos.Ya sea para la mejora de la calidad, las previsiones de ventas o el mantenimiento preventivo, el análisis predictivo o el aprendizaje automático pueden dar a los fabricantes una ventaja sobre sus competidores.

¿Por qué confiar en la computación en la nube?

Implementar la computación en la nube no es una decisión fácil de tomar para los fabricantes. En algunas personas hay un temor inevitable cuando se imaginan la idea de almacenar datos de producción fuera de las instalaciones. Aunque las preocupaciones sobre la pérdida de datos, las brechas de seguridad y la falta de propiedad de los datos son todas válidas, estos temores no están tan justificados como podrían parecer.

La mayoría de los proveedores de la nube han invertido mucho para garantizar que la infraestructura sea segura y resistente a cualquier ataque. Por ejemplo, la plataforma en la nube de Microsoft, Azure, cuenta con certificación ISO 27001 y ofrece recuperación de desastres como servicio (DraaS). Al automatizar la replicación de los datos de fábrica, estos tipos de plataformas en la nube proporcionan un centro de datos secundario para actuar como su sitio de recuperación. Esto significa que incluso en el caso improbable de que se pierdan sus datos, no desaparecen para siempre.

El uso correcto de la computación en la nube garantizará que se pueda mejorar el rendimiento de una organización en producción, eficiencia y todo su modelo de negocio.


Información por: Reliable Plant