Los procesos de soldadura FCAW, GMAW, MIG, TIG, GTAW, SMAW, y SAW, entre otros
están presentes en la mayoría de industrias, por este motivo siempre será importante
realizar una revisión cuidadosa de diferentes aspectos de Seguridad para garantizar un
adecuado control de los riesgos inherentes a estas actividades y prevenir afectaciones a
la salud del soldador y a las instalaciones en donde se llevan a cabo estas labores.

Al momento de iniciar labores de aplicación de soldadura, basados en la premisa de
asegurar una correcta efectividad y por supuesto la Seguridad del proceso, se recomienda
al operador y/o supervisor de soldadura revisar sus equipos:

Cables: antes de realizar conexiones se recomienda verificar que los cables utilizados tengan
diámetros adecuados para que haya buena condición de energía desde la acometida
hasta la máquina, de esta manera se logran evitar recalentamientos y daños en la
maquina por insuficiencia de corriente.

Conexiones eléctricas: revisar que las conexiones estén totalmente ajustadas para
evitar pérdidas de energía durante la aplicación, el no hacerlo puede generar paso
incorrecto de energía produciendo calentamiento de las piezas involucradas en el
proceso, recalentamiento de las piezas, deterioro de la máquina y la muerte del usuario
en caso de recibir un choque eléctrico accidental con estos elementos.

Conexiones de gas: verificar que las conexiones de gas incluyendo la válvula del cilindro
no tengan fuga y se encuentren en buenas condiciones, los cuales al encontrarse en mal
estado podrían generar desperdicio de producto y defectología en el Cordón de soldadura
(poros).

Accesorios: validar la correcta instalación y ajuste de los mismos evitando el uso de
ungüentos, teflones que interfieran en el ajuste metal/metal de accesorios como
antorchas, puntas de contacto, difusores de gas, toberas, mangueras de gas, vástagos
del regulador. El no corregir este tipo de situaciones puede generar pérdidas de producto
en gas y material.

Gas de protección: evaluar que el gas de protección utilizado sea el adecuado respecto
al tipo Proceso de soldadura que se va a realizar (CO2, Ar, N, He), durante el uso de gas
se debe tener en cuenta que en el proceso de soldadura los cilindros son comprimidos a
altas presiones y se manejan entre 700-2200psi, lo cual se convierte en una condición de
Seguridad que se debe controlar incluso desde el punto de adquisición y capacitación en
su adecuada manipulación, transporte y uso, puesto que se corre el riesgo de generar
explosiones accidentales e incluso asfixia por desplazamiento de aire ocasionado por
fugas no controladas.

Material de aporte y base
Es importante verificar que los materiales de aporte estén en buenas condiciones de
almacenamiento y uso, cumplan con las especificaciones de la estructura que se va a
construir para controlar y evitar la presentación de fallas graves durante la construcción y
el servicio de la estructura construida. En caso de que estos materiales requieran
precalentamiento se deberán garantizar las mejores condiciones para evitar fallas durante
el proceso de la unión de los dos metales base y el tercer material de aporte, al no realizar
este proceso adecuadamente se generará desperdicio y defectología en la soldadura
como poros, grietas, discontinuidades, socavamientos, etc.

Soldador
En lo posible y de acuerdo a los requisitos y exigencias de cada proceso, el soldador debe
estar capacitado y calificado bajo Normas Internacionales para garantizar su idoneidad en
la aplicación de cada proceso de soldadura que realice, deberá contar con entrenamiento
integral en la identificación de las condiciones de riesgo que involucra su tarea y haberse
apropiado de una cultura de autocuidado que le permita ser sensible y estar atento a las
condiciones limpieza, orden aseo y sobre todo de seguridad necesarias en su área de
trabajo y procesos para así evitar lesiones que puedan afectar su salud a corto y largo
plazo. Lo anterior seguirá contribuyendo en la profesionalización y especialización de tan
importante labor como lo es el ser Soldador.