En los últimos cuarenta años se han desarrollado nuevas tecnologías para realizar mantenimiento industrial, incluyendo nuevas metodologías aplicables a esta gestión, con el fin de mejorar la efectividad de los procesos. 
 
Una de ellas es la Terotecnología, que es la ingeniería del mantenimiento aplicada a instrumentos y técnicas, creada para sustentar la credibilidad de un Mantenimiento Proactivo. 
 
Esta es la Cuarta Generación del Mantenimiento que existe desde principios del siglo hasta hoy, cuya ideología está marcada por la revolución industrial y tecnológica que visualiza a la competitividad como la forma adecuada para sobrevivir ante el desarrollo de otras compañías.  
 
También, es considerada como el mayor generador de utilidades industriales y el responsable de la sostenibilidad de la empresa.
 
Estas son las características que tiene el proceso de mantenimiento con ideología moderna: 
 
-Confiabilidad y Excelencia Operacional
-Gestión Integral de Activos (AM), PAS 55 e ISO 55000
-Gestión de Riesgos e Incertidumbre (RBI)
-Prevención del Mantenimiento (MP)
-Alto nivel de competencias del personal de  mantenimiento
-Desarrollo de la Optimización del Mantenimiento Planeado (PMO)
-Optimización Integral del Mantenimiento (MIO)
-Análisis del Costo del Ciclo de Vida (LCCA)
-Optimización Costo-Riesgo-Beneficio (CRBO)
 
Las metodologías de mantenimiento han sobrepasado cualquier expectativa. 
 
La diversidad de estrategias, ideologías, técnicas y herramientas en gestión gerencial, como de la normatividad internacional y tecnologías sistematizadas para el diagnóstico proactivo han reducido sustancialmente el costo total de la manufactura, lo que es muy importante para el sector. 
 
El mantenimiento está dejando de ser visto como un gasto para ser considerado como una oportunidad para gastar menos.  
Es decir, al optimizar los procesos y aumentar la inversión en el mantenimiento de los equipos se va a obtener el mínimo costo total de producción, porque no va a ser necesario hacer cambios en corto tiempo de los equipos que se desgastan por su uso, paso de tiempo, accidentes ocasionales, entre otros.
 
Además, esto también permite prevenir los paros improductivos, ahorrar el consumo de energéticos, aumentar la calidad de los productos y mejorar la productividad de la planta. En consecuencia, las empresas podrán obtener mayor utilidad y efectividad.