La tecnología es la herramienta que permite articular los procesos logísticos, tanto en la gestión de cadenas de suministro como en la planificación del transporte de carga.

La competitividad se ha convertido en una de las prioridades en la agenda de la industria colombiana, y para lograrla cada vez más se hace necesaria la implementación de tecnología que permita el control de la información y la toma de decisiones eficaces y oportunas.

Si bien es cierto que la tecnología no debe ser considerada como un estrategia de la cadena de abastecimiento como tal, esta permite articular y soportar los procesos logísticos y hacer que estos sean más eficientes, soportar grandes volúmenes de información y procesarla en tiempo real, con al ánimo de obtener diferentes tipos de beneficios para la empresa”, explica Bryan Buitrago, gerente general de Cerca Technology.

Entre los principales software que facilitan las acciones en cadenas de abastecimiento y transporte de carga están: Planeación de Cadena de Abastecimiento, compuesta por Planeación de la Demanda, Planeación de Manufactura y Abastecimiento y Planeación de Ventas y Operaciones Integradas S&OP; Ejecución de Cadena de Abastecimiento, compuesta por Sistema de Administración de Bodegas (WMS), Sistemas de Administración de Transporte (TMS) y Sistema de Ejecución de Manufactura (MES).; y Optimización de Cadena de Abastecimiento, compuesto por Sistema de Planeación Avanzada (APS) y Diseños de Redes de Distribución.

Pero, ¿por qué es importante sistematizar estos procesos? Para Andrés Rodríguez, director general del Grupo Organización El Transporte – OET, la tecnología permite procesos más rápidos, autónomos, seguros y sobre todo, ayuda a medir el desempeño de cada eslabón de la cadena para implementar las mejoras que ayuden a hacerla cada vez más competitiva.

Estas soluciones permiten hacer un control de todas las fases que involucra la cadena de abastecimiento, apoyado en el registro de información que proviene de distintos dispositivos (GPS, RFID, Apps) o fuentes (almacenes, puertos, transportadores, proveedores). Procesos como los tiempos de cargues y descargues, transporte, almacenamiento, distribución pueden ser controlados y medidos”, explica Rodríguez.

El Gerente General de Cerca Technology agrega que: “Normalmente los principales beneficios que se obtienen tras la implementación de este tipo de sistemas son disminución de inventarios, y por consiguiente liberación capital de trabajo; aumento de la productividad, de los niveles de servicio, es decir, se entrega lo que necesita el cliente respecto a cantidad de productos y tiempo de entrega solicitado; e incremento en ventas debido a que los niveles de inventario se optimizan y se disminuyen las ventas perdidas al no tener productos disponibles a tiempo”.

Para él, hoy en día aunque las organizaciones están enfrentando diferentes retos por cuenta de la globalización, el cambio en los hábitos del consumidor, y la inserción en un mundo digital que día a día avanza a pasos agigantados, falta mayor incorporación de software en la industria.

Grandes empresas colombianas multilatinas desde hace varios años han incorporado parcialmente este tipo de tecnologías. Sin embargo es muy poca la penetración de plataformas tecnológicas integrales para la cadena de abastecimiento. A pesar de que la mayoría de ellas ya opera con sistemas ERP, las hojas de cálculo siguen siendo la mano derecha de dichos procesos”, comenta.

Una situación que empeora en el segmento Pyme donde estas tecnologías son rara vez adquiridas y muy poco utilizadas. La principal barrera ha sido la desinformación y el poco conocimiento que tienen los empresarios sobre los beneficios que se pueden obtener.

Asegura Buitrago que son muy pocas las empresas conscientes de que este tipo de inversiones generan rendimientos importantes en el corto, mediano y largo plazo, y prefieren destinar sus recursos financieros en otro tipo de proyectos, como la adquisición de activos más tangibles.

Muchas compañías piensan que estas soluciones son muy costosas y poco asequibles para ellas, perdiendo de vista que la mayoría de estos software tienen retornos de inversión entre seis meses y 36 meses”, indica.