La tienda online Amazon, valorada en USD$69,642 millones, se encuentra inmersa en el desarrollo de drones que entreguen los productos pedidos a domicilio, un sistema que cambiará la cara del comercio mundial. De acuerdo con la empresa, los pondrían a funcionar tan pronto como la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) estableciera las regulaciones para su uso.

Sin embargo, un reportaje publicado por The Wall Street Journal informó que tales regulaciones podrían aparecer hasta después de 2020, ya que para la FAA hay otras prioridades relacionadas con los drones en este momento.

Entre ellas se encuentra expandir el uso de drones para que compañías de ferrocarriles, gasoductos y otro tipo de operadores hagan inspecciones.

Aunque todavía no se sabe exactamente cuánto dinero pueden representarle a las empresas de retail estos drones de entrega, sí es cierto que necesitarán de última tecnología en sensores y ubicación para que llegue de manera segura al suelo y evite accidentes, tanto aéreos como terrestres.