La fabricación de productos de calidad es uno de los requisitos fundamentales para garantizar el éxito en su negocio. La calidad crea fidelidad del cliente y asegura ventaja competitiva en su industria. Cuando un cliente queda satisfecho,sin duda, repetirá su compra y recomendará su empresa, lo cual genera una sólida vinculación del consumidor con su negocio.

Por ello, durante el proceso de producción es necesario verificar que el producto final cumpla con los estándares de calidad de su empresa, llevando a cabo un control de calidad. Sin embargo, este control se pierde muchas veces, cuando se minimizan costos y resulta siendo peligroso.

Estos son algunos consejos para mejorar el control de calidad, sin aumentar los costos y producir los mejores productos en su industria:

Definir procesos

Verifique cómo se encuentran los procesos actuales de producción en su negocio, observe todos los aspectos de fabricación, revise sus herramientas y compruebe cómo van sus empleados.

¿Está utilizando piezas de la máquina defectuosas? ¿Qué es Innecesario? ¿Está un empleado omitiendo pasos importantes que sólo ahorran una cantidad mínima de tiempo de producción?

Competencias

Una medida de control de calidad superior es contratar trabajadores competentes con los conocimientos, habilidades, experiencia y calificaciones para llevar a cabo varios aspectos del proceso de producción. Para los trabajadores que aún no cuentan con suficiente experiencia, puede proporcionar formación industrial , mediante capacitaciones, que contribuyan al mejoramiento de sus habilidades.

Crear procesos repetibles

Documentar los procesos proporciona una compresión básica de lo que haces y cómo lo haces. Cuando has hecho algo con absoluto éxito y deseas continuar haciéndolo de esa manera, la documentación de procesos en un factor clave para conseguir resultados consistente.

Plan para la mejora continua

Para obtener una mejora continua en la calidad de sus empleados, su equipo de fabricación, sus procesos y sus productos es necesario seguir un sistema que se adhiera a la planificación, monitoreo, evaluación y medición de resultados.

Tener un plan de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo de su equipo de fabricación es fundamental para evitar el tiempo de inactividad por daños y los grandes costos de tener que comprar nuevos equipos. Mediante la implementación de ajustes de rutina y el reemplazo de componentes desgastados, verifique que su equipo funcione con el mayor grado posible de eficiencia, asegurando un ahorro de dinero a largo plazo.

Limpieza de máquinas

En un entorno de producción, las materias primas que se convierten en productos dejan residuos en la maquinaria, de este manera, es indispensable que a diario utiliza una manguera de aire para limpiar este residuo. Esto mejora el funcionamiento de las maquinas y permite una duración prolongada. Cada mes lleve a cabo una limpieza mejor limpieza.

Utilice el Mantenimiento Productivo Total (TPM)

Un Mantenimiento Productivo Total, significa que debe contar con un operador de máquina capacitado para llevar a cabo frecuentemente mantenimiento del equipo y quien identifique problemas potenciales, para evitar fallos o daños.
Tener un equipo de mejora de equipo (EIT)

Para aumentar el rendimiento de la maquinaria un EIT (un grupo de empleados de mantenimiento, operaciones e ingeniería) inician y mantienen controles visuales, restaurando el equipo a una condición optima. Un EIT crea y mejora los estándares de cuidado de la máquina.

Utilice una unidad de frecuencia variable (VFD)

Un VFD es un tipo de controlador de motor que acciona un motor eléctrico variando la frecuencia y la tensión suministrada al motor eléctrico, que ayuda a prolongar la vida de su equipo. Cuando un equipo no necesita ser utilizado a alta velocidad, con un VFD puede reducir los costos de energía, mediante el control de la velocidad del motor. Además, al operar los motores a su velocidad más eficiente, se producen menos errores que aumentan los niveles de producción, lo que le permite obtener mayores ingresos.