En una cadena de suministro que está basada en los principios Lean, todas las áreas deben trabajar para evitar los “siete desperdicios” que tradicionalmente se producen en la cadena de suministro:

  • Transporte: Son los traslados innecesarios de productos, que ocurren cuando es enviado a un cliente y es devuelto ya sea por rechazo del cliente, falta de espacio en el almacén, falta de autorización o alguna otra razón. Lo que genera costos de estadías y de retorno de producto.
  • Inventario: Es el exceso de inventario que se tiene en los almacenes, que son provocados por falta de un pronóstico de ventas asertivo, errores en los cálculos, especulaciones en los precios del producto, errores adiministrtivos como la duplicación de órdenes de compra.
  • Movimiento: Está muy relacionado con los movimientos que realizan las personas para ir en busca de algo que requieran (llámese un producto, una orden de trabajo, una herramienta, un permiso, etc.)
  • Espera: Son tiempos de espera innecesarios y que cuestan dinero, como un producto por despachar, un documento, un proceso, etc.
  • Defectos: Es alguna falla que tenga el producto o una instrucción mal ejecutada.
  • Sobre producción: Es la necesidad de que la planta tenga que estar con las máquinas funcionando a su máxima capacidad, ya que de esta manera, el costo por unidad producida es el óptimo, evidentemente que si no existe demanda para esa producción, el resultado es la acumulación de inventarios en toda la cadena.
  • Procesos inadecuados: Los procesos inadecuados son comunes en la cadena de suministro, planeación, compras, importaciones, producción, almacenes, transportes, servicio a clientes, hay muchos eslabones que conectar y sincronizar en los procesos.

Se debe identificar y abordar cada factor que se presenta en medio de una entrega deficiente como: plazos largos, malas previsiones y gestión ineficaz del producto.

¿Qué se necesita para entregar lo que el cliente desea, en la cantidad y tiempo exacto? Esto se debe cuestionar siempre cualquier industria. Satisfacer cada una de las expectativas del cliente, saber lo que el cliente quiere y no lo que se cree que quiere, es un punto de partida de mejora importante.

Plazos largos

El tiempo de entrega incluye todo el proceso de un pedido. Es decir, el plazo para fabricar, empacar y distribuir un producto, si alguna de estas actividades se prolonga, aumenta el riesgo de no entregar a tiempo.

¿Cómo reducir el tiempo de entrega? esto se puede hacer mediante un mapa de flujo de valor, una herramienta que permite conocer a profundidad los procesos, identificar cada una de las actividades que no agregan valor y el tiempo de asociado a cada actividad, permitiendo conocer y documentar el estado actual y futuro de un proceso.

Comprensión de la demanda y la oferta en el nivel adecuado

Es necesario un pronóstico. Cuando se piensa en el clima, es últil saber en que meses hará frío y calor, para hacer planes a largo plazo acerca de viajes o ropa. Del mismo modo, una previsión mensual del alto nivel de demanda resulta muy últil para alcanzar el tiempo de entrega.

Desarrollar un proceso de planificación de ventas y operaciones S&OP, es una herramienta estratégica que ofrece una visión holística de la oferta y demanda que permite hacer un planeamiento y lograr la rentabilidad. Es uno de los pilares fundamentales de la cadena de suministro eficaz e implica tres pasos claves que cualquier indutria puede realizar:

  • Un revisión de la demanda: Se trata de una reunión entres las ventas y la cadena de suministro, que trata de los cambios esperados en la demanda en los próximos 12 meses en comparación con el pronóstico del mes anterior.
  • Una revisión de la oferta: Esta es una reunión entre las operaciones y la cadena de suministro que consiste en discutir la capacidad de la empresa para cumplir con el pronóstico de las ventas que han acordado. Esto evidenciará la necesidad de aumentar la capacidad de producción y la mano de obra necesaria para satisfacer la demanda previa.
  • La reunión S & OP: Es una revisión final que involucra a los líderes claves en el negocio. Es una previsión de 12 meses, con un enfoque en los próximos seis. También se debe revisar el desempeño del mes pasado, pero debe asegurarse que el enfoque principal sea el futuro.

Gestión efectiva de productos

Cada producto o grupo de productos de una empresa debe tener a alguien responsable de la administración del producto. Esta persona debe ser responsable de decidir qué productos de introducen y qué se eliminan.

Siempre se debe analizar las ventas e inventario para saber qué productos están contribuyendo en los ingresos y beneficios y cuáles no. Los que no, siempre deben ser cuestionados sobre si deben permanecer o ser eliminados.

Antes de introducir cualquier producto nuevo, se debe preparar un caso de negocios describiendo lo que este nuevo producto entregará al negocio e incluyendo qué productos podrían ser reemplazados por el nuevo.

Fuente: Industry Week