Una de las grandes apuestas de la empresa Eternit es trabajar en pro de la sostenibilidad de los procesos. La prioridad está en las mejoras continuas, lo cual, genera un importante ahorro en la operación. Es por esto que la empresa recibió la verificación del reporte de Huella de Carbono de ICONTEC, al tener una reducción importante en las emisiones de Gas Efecto Invernadero. 

Qué pueden aprender las plantas industriales del país de la apuesta de Eternit? ¿Cómo lo hacen? FIERROS Industrial habló con el ingeniero Julián Laverde, Jefe de Calidad y Desarrollo de Producto de la planta de Eternit, quien compartió el balance de la empresa frente a su compromiso de disminuir las emisiones de CO2 en la operación, el impacto a los procesos y las eficiencias operativas con maquinarias automatizadas, entre otros temas.

FIERROS Industrial: El compromiso de Colombia, en el último acuerdo climático realizado en París el pasado diciembre, fue reducir las emisiones de CO2 en un 20%. ¿Cuál es el balance de Eternit frente a sus ventajas competitivas y a la reducción en los costos operativos?

Julián Laverde: De acuerdo al desarrollo sostenible de Eternit y Elementia, el grupo empresarial al que pertenece y a los compromisos que como país hemos adquirido, vimos la necesidad de establecer estrategias ligadas a la mitigación del cambio climático por la reducción de CO2. Comenzamos a medir la huella de carbono y a plantearnos unos objetivos más rigurosos que nos permitieran cumplir con los compromisos del país. Se vienen implementando algunos cambios mediante planes de acción como es, la adquisición de equipos más eficientes que tengan menores consumos energéticos (maquinarias, motores, iluminación), sustitución de combustibles, disminución y aprovechamiento de residuos, mejor control en los recursos hídricos, entre otros, con el fin de tener un impacto importante en ahorros operativos que redundan en la mejor competitividad de nuestros procesos y productos. 

F.I: Eternit comenzó con la medición de las emisiones de Gases Efecto Invernadero en 2015. ¿Bajo qué indicadores se puede hacer la medición?

J.L: En Eternit siempre hemos trabajado en pro del aprovechamiento de los recursos y la sostenibilidad en los procesos. De acuerdo a esto, la medición de las emisiones de GEI se cuantifican a partir de los indicadores del consumo energético, consumo de combustible, consumo de recurso hídrico, aprovechamiento de las materias primas, generación y manejo de residuos.

F.I: ¿Cómo fue el proceso de medición de la emisión de CO2? ¿Qué lecciones pueden aportar para las plantas industriales en Colombia que quieren disminuir sus emisiones
de CO2?
J.L: Es importante tener en cuenta la importancia de la capacitación del personal para organizar y orientar el proceso. Así mismo, es clave identificar cuáles son los puntos críticos y establecer planes de control, con el fin de estructurar los indicadores como herramienta para gestionar las emisiones y así, tener mejoras continuas en las operaciones. Es clave concientizarse frente a la mejora en la sostenibilidad en los procesos. 

F.I:¿Cómo se impactan los activos y los procesos con el fin de tener mejoras continuas en la operación?
J.L: La eficiencia operacional y las buenas prácticas productivas son un enfoque primordial en los procesos. Es por esto, que los resultados dados son la suma de diferentes factores. En cuanto a la eficiencia logística, se han reorganizado las áreas, disminuyendo los desplazamientos de equipos montacarga, contribuyendo a la reducción de consumo de combustible y mayor vida útil de los equipos. Asimismo, se impactan las operaciones desde el punto de vista tecnológico, debido a que hay una adquisición de equipos más eficientes y automatizados, para lograr mayor estabilidad en el proceso y evitar reprocesos en las máquinas.

Por otro lado, hay un importante impacto en los factores humanos, mediante una concientización del personal en áreas como conducción responsable, uso eficiente de los recursos, reubicación de puestos de trabajo para el aprovechamiento de la luz natural, entre otros. Por su parte, en temas de infraestructura se ha maximizado la iluminación natural y se ha ido mitigando la iluminación artificial a tecnología LED de bajo consumo. Estos han sido algunos de los impactos positivos para permitir la disminución los indicadores de kWh/Ton y m3 de gas/ton, galones de combustible/ton y menor generación
de residuos.