El ahorro de energía, su consumo responsable y el uso eficiente de las fuentes energéticas es esencial. El conjunto de actividades encaminadas a reducirlo, ayuda a reducir costos y contribuye al medio ambiente disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

En las industrias el ahorro de energía puede ser sencillo, implementar cambios pequeños puede ayudar significativamente. Estos son algunos consejos generales que se deben tener en cuenta al momento de realizar estudios previos o para controlar los costes de consumo de energía.

Lea: Conservación de energía: un reto para la industria

  • Fuentes de energía: Revisar las fuentes de energía constantemente y contar con la opción de instalar energías renovables, por ejemplo, en tejados.
  • Climatización: El aire acondicionado, la refrigeración industrial y calefacción, tienen un alto consumo. Realizar revisiones y mantenimiento frecuentemente que asegure su funcionamiento y fiabilidad.
  • Aislantes térmicos: Es importante su uso para evitar que intercambios de temperatura en el proceso.
  • Iluminación Led: Incorporar esta tecnología reducirá notablemente el consumo, así como contar con detectores de presencia en las zonas de poco tránsito.
  • Máquinaria: Sustituir la maquinaria más antigua y obsoleta por equipos con mejores rendimientos y una menos demanda energética es clave, así como el mantenimiento preventivo.

Por otro lado, con las normas de eficiencia energética cada vez más estrictas, los fabricantes pretenden reducir las emisiones de carbono en la fábrica. La introducción de normas, como ISO 50001, una norma internacional de sistemas de gestión de la energía, diseñada para poder ser implementada en cualquier organización independientemente de su tamaño, sector y ubicación geográfica.

Esta norma determina cada uno de los requisitos con los que debe contar un Sistema de Gestión Energética, con el objetivo de que se lleven a cabo mejoras continuas e impulsa a los fabricantes a mejorar el rendimiento energético y a identificar las áreas en las que pueden reducir el consumo de energía.

Lea: ¿Cómo disminuir los costos de energía en las industrias?

Por otro lado, los fabricantes están introduciendo sistemas automatizados en las plantas para aumentar la productividad y entregar con eficiencia los productos a los clientes. Sin embargo, a medida que la fabrica aumenta sus procesos automatizados, requiere más energía para completar la producción. Estas son tres tecnologías que contribuyen a la mejora de la eficiencia energética de los robots industriales.

VSDs

La mayorías de máquinas industriales funcionan utilizando motores, y alrededor del 65 por ciento del consumo de energía de la industria se atribuye a estas partes.

Cuando los empleados realizan monitoreos a los equipos, pueden detectar que los motores están trabajando más rápido de lo necesario e incluso, estar en funcionamiento cuando la máquina no está en uso.

La instalación de un variador de velocidad (VSD), es un equipo que regula la velocidad y la fuerza de un motor eléctrico para ajustar la velocidad basada en la producción. El uso de esta tecnología evita el consumo innecesario de energía cuando la máquina está trabajando a una velocidad de producción más lenta.

Piezas

No solo los nuevos equipos pueden ser eficientes energéticamente. Los fabricantes que utilizan equipos antiguos también tienen la oportunidad de reducir el consumo de energía. Si las piezas son obsoletas, y ya no son producidas por el fabricante del equipo original (OEM), no significa que no son eficientes energéticamente.

La tecnología está avanzando rápidamente, lo que significa que las partes de equipos pueden fácilmente quedar obsoletas. Pero, muchas de estas piezas cumplen con los estándares actuales de eficiencia energética, a pesar de que ya no se producen, lo que significa que los fabricantes pueden usarlos, en lugar de reemplazar todo un sistema.

El uso de piezas obsoletas permite a los fabricantes optimizar su sistema actual, en lugar de reemplazarlo.

Software

Es importante que los robots funcionen eficientemente y utilicen solo la potencia requerida. Sin embargo, si la programación del software no se actualiza con frecuencia, la máquina seguirá utilizando cantidades excesivas de energía.

La introducción de un nuevo software también puede mejorar la eficiencia energética de un robot. Los fabricantes pueden monitorear y manipular cualquier activo creando un gemelo digital usando datos analíticos en tiempo real. El fabricante puede entonces determinar si la máquina está utilizando energía excesiva y tratar de resolver el problema usando el gemelo digital antes de adaptar la máquina física, reduciendo eficientemente el consumo de energía.

Estas tecnologías garantizan que los fabricantes puedan ejecutar máquinas eficientes, proporcionando los mejores productos a los clientes al menor costo y con poco impacto en el medio ambiente.

Fuente: Automation