En las industrias es una necesidad encontrar la forma de disminuir el coste de almacenamiento, debido a que termina repercutiendo en los beneficios de las operaciones. Si bien, existen distintas soluciones estratégicas que pueden ayudar a lograrlo, como puede ser el cross-docking o el el dropshipping, no todas las organizaciones pueden asumir el cambio a un modelo de negocio de estas características, con la diferencia en cuanto a la infraestructura y gestión de los procesos que ello supone. Por eso, cuando la estrategia no se puede variar, hay que buscar otras soluciones para reducir el coste de almacenamiento.

Minimice el coste de almacenamiento aplicando las siguientes recomendaciones:

Instalaciones: Uno de los gastos que tiene mayor incidencia en el coste de almacenamiento, es el precio que se debe pagar por cada metro cuadrado de superficie destinada a almacenar bienes. Optimizar el espacio debe considerarse una prioridad y, para ello es preciso adecuar la anchura y altura de las estanterías a las dimensiones del almacén. Evitar los espacios muertos y prestar especial atención a las dimensiones de los pasillos son dos formas de contribuir al ahorro de costes del almacén para el futuro.

Personal: Identificar las áreas de alto rendimiento, seleccionar el personal conscientemente, complementarse con programas de formación, certificación y capacitación de los empleados es importante para minimizar los gastos. Por otro lado, esto debe ir de la mano con herramientas tecnológicas que contribuyen a optimizar la planificación de los tiempos y horarios de trabajo para detectar ineficiencias y crear inciativas de mejora.

Tecnología: Implementar el picking por voz o el RFID son algunas de las formas de disminuir el coste de almacenamiento. El empleo de una interfaz electrónica de datos para el intercambio de información con socios, proveedores y clientes también supone una contribución importante. Por último, en lo que respecta a tecnología, hay que mantenerse actualizado para conocer las novedades en soluciones de software de almacén que diferentes proveedores de servicios lanzan cada año (como es el caso de Sterling Warehouse Management System de IBM).

Equipos e infraestructura: Priorizar el alquiler en lugar de la compra, negociar con los proveedores de energía para mejorar las condiciones de contrato o buscar opciones de alta eficiencia para la iluminación o la maquinaria son algunas de las formas más efectivas de  hacer realidad ese ajuste en el coste de almacenamiento.

Fuente: Retos en Supply Chain