A menudo no se reconoce la importancia que tienen los procesos de trabajo que incluyen la gestión de almacenes de mantenimiento, reparación y operaciones (MRO). Los costes operativos de un almacén MRO, representan una pérdida de beneficios y un efecto diverso sobre la fiabilidad de la planta. Sin embargo, la recuperación de los costos incurridos ofrece la oportunidad de contribuir a la transparencia de la planta y, en última instancia, a los beneficios de la organización. Operaciones MRO debe ser visto como una función de la planta, al igual que cualquier otra actividad que es utilizada para apoyar a una planta fiable.

En un entorno de fabricación, cualquier función que genere pérdidas de dinero, disminuya la fiabilidad o sea un obstáculo para la producción es cambiada, sustituida o eliminada. Por ello, para optimizar la inversión en la cadena de suministro MRO interna de una organización y hacer de las operaciones un contribuyente de beneficios, con frecuencia es necesario cambiar el modo de operación MRO existente a un estado confiable. A continuación se presentan cuatro funciones que deben ser implementadas para lograr una mayor fiabilidad MRO:

Liderazgo de Datos Maestros

Todo comienza con el liderazgo de los datos maestros (MDL), lo cual significa que debe haber un estándar que describa correctamente cada parte de forma consistente mientras se elimina la duplicación de SKU (número de referencia). Esto reducirá el inventario y aumentará su precisión. También asegura que cada pieza y cantidad correcta estén a la mano cuando sea necesario, reduciendo el tiempo de inactividad.

Una estrategia de confiabilidad de activos

Las industrias deben tener una estrategia de confiabilidad de activos, aprovechando la tecnología que puede conectar la estrategia MRO a las metas de fiabilidad de la planta. Por ejemplo, un procesador de alimentos de mil millones de dólares que cuenta con un excelente equipo de mantenimiento, experto en corregir los problemas de mantenimiento que se producían en la planta. Los gerentes de la planta están orgullosos de que pudieran restablecer un activo de baja rápidamente, pero no mejoraron la fiabilidad de la planta. La gerencia invirtió en un sistema de gestión de activos, que fracasó debido a la resistencia de las disciplinas de la planta. Entonces se contrató una tercera empresa. Estableció objetivos e indicadores clave de rendimiento (KPI) que incluyeron el almacén de MRO como parte de la solución. El mantenimiento de la planta pronto evolucionó hacia una operación de clase mundial, optimizando el MTTR (determina cuáles son las paradas más graves para un proceso) la eficiencia de los trabajadores y la fiabilidad de las instalaciones.

Un CMMS personalizado

Un sistema computarizado de gestión de mantenimiento (CMMS) puede conectar los beneficios de MDL y la confiabilidad de activos en datos utilizables para soportar programas de confiabilidad de mantenimiento. Un CMMS debe ser más que el procesamiento de órdenes de trabajo o el control de presupuestos. Debe ser capaz de “conectar los puntos” de todos los principios de los procedimientos de mantenimiento preventivo para optimizar MTTR.

Gestión de la cadena de suministro

La gestión general de la cadena de suministro de MRO, desde el fabricante hasta el consumidor en la planta, debe ser dirigida por expertos. A menos que el manejo del almacén tenga el conocimiento y la autoridad para operar a un nivel de clase mundial, los beneficios obtenidos del liderazgo de los datos maestros, la confiabilidad de los activos y un programa CMMS personalizado no proporcionarán un retorno de la inversión ni se mantendrán.

Pasar de un proceso existente a un almacén confiable de MRO, requiere cambios y un soporte de gestión. Para obtener este apoyo los beneficios potenciales, tanto financieros como no financieros, deben ser calculados y documentados. Estos beneficios pueden llegar a todas las áreas de la planta, incluyendo adquisiciones, finanzas, ingeniería y mantenimiento.

Para calcular el potencial, es necesario seleccionar un proveedor que pueda implementar y administrar la cadena de suministro de MRO. Mediante la evaluación de todos los factores que comprenden el costo total actual de la distribución de MRO, un proveedor puede mostrar los beneficios que son acumulables a todos, es decir, un documento de ROI (retorno de la inversión). El ROI debe ir acompañado de una propuesta de declaración de trabajo apoyada por KPI mensurables que garanticen el desempeño apoyando los objetivos del cambio de procedimiento.

Fuente: Reliableplant