Aunque lo ideal es que este tipo de situaciones no ocurran, nadie está exento de verse obligado a retirar sus productos del mercado como le ocurrió hace un par de meses a Atún Van Camp’s. Las siguientes son tres cosas que usted debe saber en caso de verse enfrentado a estos eventos:

1. Seguimiento mediático: Al tener que retirar productos del mercado, los medios de comunicación, y por extensión las redes sociales, van a estar pendientes de las razones de esta acción, el monto de unidades retiradas y cómo se desarrolla el evento. Tal como le ha pasado a empresas como General Motors, ellas se verán ante el ojo inquisidor del público y que puedan salir victoriosas dependerá del manejo que le den a la situación.

2. Tome la delantera: Si usted sospecha que uno de sus productos presenta un problema de seguridad, asegúrese de reportarlo de inmediato, ya que no hacerlo puede acarrearle millonarias multas y aumentar sus pérdidas, más allá de hacer el retiro de los productos. De igual manera, no guarde silencio frente a la opinión pública, en vez de eso dé a conocer comunicados de prensa acertivos para no dañar la reputación de su marca.

3. Ojo con las acciones que toma: Para la abogada Cheryl Possenti “si este tipo de situaciones no son reportadas a tiempo, puede ayudar no solo a quien está pensando en tomar acciones legales, sino también puede darle el valor de hacerlo. (…) El remedio propuesto por una compañía también puede provocar un litigio si dicho remedio no es el adecuado”. Tal es el caso de cambiar el producto defectuoso por bonos de la marca y no por efectivo, o arreglar el problema y afectar la utilidad del producto al mismo tiempo.