Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo, alrededor de 317 millones de personas son víctimas de accidentes de trabajo y más de 2,3 millones de personas mueren anualmente por accidentes o enfermedades laborales. Esta situación tiene un costo alto. Según los cálculos, la carga económica que asumen los países en el mundo a causa de la accidentalidad laboral puede estar alrededor del 4% del PIB global cada año.

A 2016, en Colombia se reportaron 702.932 accidentes de trabajo calificados, mientras que las muertes por accidentes de trabajo calificadas fueron de 602. Con el objetivo de reducir estos índices de accidentalidad, el Ministerio de Trabajo, dando continuidad al Decreto 1072 de 2015, en el que se expone los estándares mínimos de obligatorio cumplimiento para la implementación del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), emitió la resolución 1111 de 2017.

Lea: ¿Qué traen los ajustes en seguridad industrial en 2017?

En ella se explican los requisitos y procedimientos necesarios para recibir la acreditación de excelencia en materia de SG-SST, y se especifica el perfil que debe tener la persona para implementar el SG-SST, según el tamaño de la empresa y su respectiva clasificación de riesgo.  Vale la pena aclarar que la resolución cobija a todas las empresas privadas o públicas, exceptuando a trabajadores de servicio doméstico.

Es necesario considerar que si bien  todas las áreas de la compañía deben tener una relación directa con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, hay departamentos directamente responsables de su ejecución y cumplimiento.

De acuerdo con María Del Pilar Yepes, Managing Director de Kärcher, “es importante que a través de la asesoría de la ARL de cada compañía, se revisen y apliquen todos los requisitos mínimos exigidos para un correcto SG-SST, estableciendo los recursos técnicos, tecnológicos, financieros y humanos para tal fin”.

Lea: Señalización digital, estrategia para la seguridad industrial

Por su parte, Lorena Hernández, directora del Sistema de Gestión Integral en Ferrelam S.A.S., explica que las áreas a las que más impacta esta resolución son al equipo de mejoramiento interno, o al que esté relacionado con el manejo de calidad, seguridad en el trabajo, medio ambiente y talento humano.

El Ministerio de Trabajo, con esta resolución, podrá hacer seguimiento a las empresas obligadas a implementar las normas, requisitos y procedimientos para verificar el cumplimiento los estándares mínimos. Es decir, se trata de unos criterios de evaluación para todos los actores del Sistema General de Riesgos Laborales en el marco del Sistema de la Garantía Calidad de Riesgos Laborales .Su  incumplimiento acarrea multas.

Las fases del sistema

Según explica el Consejo Colombiano de Seguridad, “la meta del Ministerio es que todas las empresas tengan en funcionamiento, e incluso ya maduro, el Sistema de Gestión al 31 de diciembre del 2020. Para ello, dividió las fases de implementación del sistema en un lapso de dos años y medio”.

Con la resolución, el cronograma fijado inicialmente cambió. Así las cosas, entre junio y agosto de 2017 se hará la evaluación inicial del sistema; en el plazo de septiembre a diciembre se realizará el plan de mejoramiento, conforme a la evaluación inicial; y de enero a diciembre del 2018 será la ejecución de todo el plan de mejoramiento. En el primer trimestre del 2019 será el plan de mejora, para que a partir de abril de ese mismo año se haga la inspección vigilancia y control por medio del Ministerio de Trabajo.

De acuerdo con Hernández, “el Ministerio de Trabajo puede auditar a cualquier empresa durante este tiempo de implementación. Todas las empresas deben estar enteradas de las fechas y los ajustes. Las ARL, que son el apoyo de las compañías para esta implementación, están comunicándose con las empresas para generar citas y asesorías”.