La Industria 4.0 es entendida como la introducción de las tecnologías digitales y algoritmos en las fábricas, la implementación del internet de las cosas y la utilización de la nube para el proceso de fabricación de bienes en las industrias.
Este enfoque garantiza la seguridad y el bienestar de sus trabajadores referente a la mano de obra, permite tener un mayor control sobre la cadena de suministro y ayuda a crear productos que son mucho más coherentes y precisos.
Diferentes empresas han empezado a innovar en la Industria 4.0. En este caso nos centramos en algunas compañías que tienen su propia infraestructura de tecnología de fabricación inteligente que alquilan a clientes, así como para producción interna.
Microsoft:
Tiene su propio sistema operativo industrial, llamado Microsoft Azure, que proporciona el software necesario para integrar varios componentes inteligentes de una unidad, ya sean sensores de datos, gateways de nube o backends de soluciones. Así, les permite intercambiar datos y comandos entre el operador humano y los puntos de datos tecnológicos.
Intel Industrial and Energy Solutions:
Utiliza dispositivos inteligentes como sensores robóticos y cámaras y detectores de sobretensiones para detectar, analizar y comunicar datos como el uso de energía, los requisitos de mantenimiento y el nivel de productividad de un negocio, especialmente los corporativos.
IBM:
Ayuda a desarrollar dispositivos inteligentes que hacen uso de interfaces de programación de aplicaciones cognitivas, la tecnología blockchain y otros desarrollos de la fabricación inteligente para hacer que la producción sea más efectiva.
cleardot