Las buenas relaciones exigen un sólida conversación y el compromiso de ambas partes. Desde la calidad de la información inicial hasta la retroalimentación, debido a que el desempeño de los proveedores estará influenciado tanto por la confianza, como los Acuerdos de Nivel de Servicio que se realicen.


"Los fundamentos para las buenas relaciones con los proveedores se ponen en marcha antes de que se firme un contrato"
- Keren Lerner, Director General de Top Left Design

Relación de Insourcing
Las empresas exitosas comparten un rasgo común: fuertes relaciones con los proveedores. Independientemente del tamaño, pocas empresas optan por desarrollar internamente cada aspecto complejo de las operaciones empresariales. Desde las relaciones requeridas de terceros con los auditores y abogados, hasta los opcionales con diseñadores web, expertos en marketing y proveedores de logística, los servicios de proveedores externos sustentan aspectos esenciales de la organización. La forma en que las industrias interactúan con los proveedores es de vital importancia.

Las buenas relaciones cliente / proveedor son más eficaces, productivos y gratificantes – en ambos lados – que malas. El proveedor adecuado puede convertirse en parte de un equipo interno, trabajando para el bien de la empresa en lugar de recibir pagos para alcanzar objetivos arbitrarios del Acuerdo de Nivel de Servicio (SLA).

Para alcanzar este modelo hay varias cuestiones a considerar:

El éxito exige mucho más que el precio justo
En una era de reducción de costos y procesos de adquisición altamente prescriptivos, puede ser difícil para las empresas mirar más allá de los precios de los contratos. Cuando el costo es la principal preocupación, los gerentes son incapaces de buscar proveedores con el adecuado ajuste y atar en forma ordenada las operaciones cotidianas de la empresa. Es poco probable que el resultado sea una experiencia de trabajo sin fisuras.

Es importante evitar, por ejemplo, pedir una cotización integral completa al principio para comparar los costos. ¿Cuál es el punto, cuando la gente podría no ser compatible o capaz de entender los requisitos de la empresa? Comparando los costos es claramente importante, pero es una locura limitar las opciones por adelantado. En su lugar, solicite un punto de referencia y explique que el proceso de adquisición requerirá un aspecto mucho más profundo de “conocer” para determinar las habilidades, la experiencia y el ajuste.

Trabajando juntos para descubrir y compartir metas
En una buena relación, tanto el cliente como el proveedor deben sacar lo mejor de cada parte. Pero esto claramente solo puede lograrse si las dos organizaciones comparten actitudes y metas culturales, lo cual significa trabajar en ambos lados. Simplemente cruzando los dedos y esperando que un tercero pueda eliminar un problema, es poco probable que tenga éxito.

Durante el proceso es esencial que ambas empresas estén preparadas para hacer esfuerzos, comprender las habilidades, la experiencia y las perspectivas de la otra. Durante el proceso de “conocer “, un proveedor potencial debe hacer preguntas sobre el negocio, hacer referencia a contactos compartidos o experiencia en el mercado, lo cual deja claro si las dos organizaciones comparten prácticas de trabajo y objetivos culturales comunes. Además, un buen proveedor potencial debe estar dispuesto a compartir consejos de sentido común por adelantado, en lugar de insistir en un contrato. Esa es la base de la construcción de confianza y si cualquiera de las partes no está dispuesta a ser abierta, la relación es poco probable que tenga éxito.

Comprometerse con la relación
Con la facilidad de la comunicación por correo electrónico y el trabajo a distancia, siempre hay un riesgo que haya una relación de terceros, por ello ningún proveedor puede operar eficazmente en el vacío. Esto no significa que los proveedores necesitan ser microgestionados; La confianza es un componente esencial de cualquier buena relación. Pero cuanto más una organización participa en una relación, mejores son los resultados.

Una buena sesión informativa es esencial para asegurar que el proveedor tenga una comprensión profunda de los requisitos; por ejemplo, una agencia de diseño web debe conocer no sólo las preferencias de diseño, sino también el público y los mensajes clave para crear el diseño adecuado .

Sobre la base de esta información inicial, proporcionando retroalimentación útil, mantener una buena línea de comunicación y ser claro sobre los objetivos, continuará reforzando la calidad y la profundidad de la relación. Las personas felices y sin estrés trabajan mejor, donde quiera que estén. Incluso, si las reuniones cara a cara no son geográficamente viable, puede optar por las videollamadas de rutina; Y si el proveedor ha hecho un buen trabajo, debe reconocerlo.

Una buena relación con proveedores proporcionará un beneficio mutuo, lo que significa que ambas partes siempre sean abiertas y flexibles. Con una buena comunicación basada en objetivos claramente comprendidos, compartidos y un deseo de trabajar bien para y con los demás, la relación tiene una gran oportunidad de éxito.

Fuente: Manufacturing Global