La fabricación lean busca la forma de mejorar y optimizar el sistema de producción, tratando de eliminar todas las actividades que no añadan valor en cualquier proceso cumpliendo con un objetivo: satisfacer a los clientes con el menor costo posible. Al igual que la fabricación lean, la automatización también busca reducir procesos innecesarios y producir con mayor calidad. Por ello, unir estas dos disciplinas trae diferentes beneficios en una industria. ¿Cuáles son?

Eliminar residuos

Para deshacerse de los residuos la automatización es una excelente herramienta. Un equipo que se encuentra correctamente configurado y programado produce piezas dentro de tolerancias estrictas y si el proceso llega hacia límites de tolerancia superior o inferior, proporciona alertas automáticas que contribuyen a la eliminación de riesgos.

Además, la automatización puede disminuir el movimiento perdido de dos maneras: al final de un ciclo o de un proceso de producción, los equipos automatizados pueden entregar el material al almacén o a la siguiente operación, sin que existan interrupciones.

Por otro lado, la conexión de equipos a sistemas empresariales ayuda a reducir el esfuerzo necesario para reportar el estado de producción. Al eliminar la necesidad de reportar las terminaciones de las operaciones, el desecho o el uso de materiales necesarios para los sistemas de contabilidad o de gestión de inventario, Internet de las cosas (IoT) permite a los operadores concentrarse en un trabajo más productivo que puede ayudar a satisfacer las necesidades del cliente.

Costos de Control

La automatización reduce el número de personas, procesos innecesarios y el uso de equipos para manipulación de materiales, logrando un mejor nivel de rendimiento.

El surgimiento más innovador ha sido la robótica colaborativa. Esta nueva generación de automatización está diseñada para funcionar lado a lado con las personas y generalmente está optimizada para soportar la producción ágil. Según un informe reciente de ABI Research, el mercado de la robótica colaborativa alcanzará los US $ 1.000 millones para el año 2020, con un monto de más de 40.000 unidades al año. Estos robots versátiles tienen un costo inicial relativamente bajo y pueden proporcionar un rápido retorno de la inversión.

Aumentar la seguridad

El uso de la automatización del almacén puede ayudar a mantener a los empleados seguros, ya que la mayoría no necesitará entrar en el área de almacenamiento automatizado (AS / RS) o incluso caminar por el almacén tan a menudo, excepto durante el mantenimiento. Por lo tanto, la incidencia de caídas en un almacén automatizado será más que probable que sea menor.

Mejorar la precisión

La gestión del inventario es una de las tareas más vitales. Ninguna instalación de producción puede esperar satisfacer a sus clientes o operar eficazmente si su inventario no es exacto y controlado. Una de las maneras más efectivas de asegurar la exactitud del inventario es automatizar los procesos de picking y put-away. El equipo automatizado puede reducir en gran medida los materiales perdidos o extraviados y ayudar a asegurar el seguimiento exacto del lote, que puede disminuir la obsolescencia o la chatarra debido a la caducidad o al deterioro.

Automatización de oficina a oficina

Mucho más que simple flujo de trabajo o alertas informativas, las soluciones de automatización de oficina actuales se acercan al nivel de inteligencia artificial (AI). Son capaces de manejar tareas de rutina y agilizar los procesos de negocio, que van desde cuentas por pagar y despacho de producción a priorizar las órdenes de venta para el envío. Esto puede proporcionar una calidad consistente y eliminar el desperdicio de impresión y archivar papeleo mientras se asegura que los trabajadores tienen el ancho de banda para asistir a actividades de alto valor.

Fuente: Reliableplant