Los trabajadores pasan más tiempo dentro de la empresa que en su propia casa, razón de más para generar ambientes laborales que proporcionen comodidad y buen trato, en condiciones física y psicosociales que no solo lo motiven sino que aumenten su productividad.

El ambiente laboral está relacionado directamente con la productividad del empleado. Unas correctas condiciones de seguridad, higiene y clima laboral permitirán que un empleado se desempeñe al 100% en la labor para la que fue contratado, evitando desperdicio de energía y tiempo preocupado de variables externas”, comenta Sebastián Jaimes, Manager – Sales Division de Michael Page.

Hay dos tipos de factores que permiten establecer si un ambiente de trabajo es óptimo. De un lado, las condiciones físicas dadas por la temperatura, el ruido y la seguridad de las instalaciones, etc.; y de otra parte, los factores psicosociales. Un ambiente sano y agradable donde se generan empatías y sinergias obviamente será más productivo.

“El ambiente de trabajo es un factor que tiene una incidencia muy fuerte sobre la productividad del empleado, entendiendo por productividad esa relación que hay entre la cantidad de tiempo con la que se cuenta para desarrollar una actividad, y la cantidad de productos que se fabrican dentro de esa capacidad operativa”, señala Renán Rojas, presidente del Consejo Colombiano de Seguridad.

Si bien, en todos los ambientes de trabajo hay riesgos, los cuales se clasifican en físicos (ruido, iluminación, temperatura), químicos y mecánicos (operación de maquinaria y herramientas), estos deben ser controlados de acuerdo a unos valores límites permisibles, sobre todo en el caso de los dos primeros.

“El trabajo tiene que ser una fuente de crecimiento y de sustento para el trabajador y su familia, y por ningún motivo debería verse como algo que lo perjudique en su salud y su seguridad”, agrega Rojas.

SEGURIDAD EN CIFRAS

El sector empresarial colombiano es dinámico y está creciendo, lo que se evidencia en el número de empresas que se crean formalmente y que llegan a la afiliación al Sistema de Seguridad Social.

No obstante, las estadísticas de accidentalidad y enfermedades asociadas al trabajo se mantienen. Más de 600 mil accidentes laborales se presentan cada año, en los cuales mueren en promedio 650 trabajadores, siendo el 2015 el año de mayor accidentalidad con 723.836 incidentes y de menos muertes registradas (566), según cifras de la Federación de Aseguradores Colombianos -Fasecolda.

Las enfermedades laborales afectan en promedio a 9.500 trabajadores cada año. En lo corrido del 2016, la cifra ya llega a los 3.423, por lo que se espera que a diciembre unas 10 mil personas sean reportadas por dolencias y patologías asociadas al trabajo. Afirma el Presidente del Consejo de Seguridad que “las actividades de la construcción y del sector inmobiliario presentan mayores muertes por el alto nivel de riesgo, pero en los últimos años se han venido haciendo controles importantes, por ejemplo, en manejo del trabajo en alturas, porque allí es donde ocurren los accidentes con mayor probabilidad y mayor severidad”.

Lo anterior se evidencia en las cifras. En el 2015 entre constructores, inmobiliarios y manufactureros se concentró el 55 % de los casos de accidentalidad laboral y el 47% de las enfermedades asociadas al trabajo.

PREPARADOS EN SALUD Y SEGURIDAD

El 31 de enero de 2017 las empresas públicas y privadas del país, sin importar su tamaño, deberán implementar un un Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, el cual consiste en el desarrollo de un proceso lógico y por etapas, basado en la mejora continua, con el objetivo de anticipar, reconocer, evaluar y controlar los riesgos que puedan afectar la seguridad y salud en el trabajo. La implementación del SG-SST debe ser liderada por el empleador con la participación de los trabajadores para lograr la aplicación de las medidas de prevención y control eficaz de los peligros y riesgos en el lugar que laboran.

POR MEJORAR

En los últimos cinco años se han presentado avances importantes en bienestar laboral y seguridad industrial, las buenas prácticas de las multinacionales y la implementación, cada vez más frecuente, de sistemas de gestión de calidad han permitido el diseño de protocolos y procesos internos que velan por la salud y la seguridad del trabajador, incluyendo su sitio de trabajo.

Para Sebastián Jaimes de Michael Page, “las buenas prácticas en bienestar laboral se han pulido y han evolucionado hacia el respeto, la inclusión y la flexibilidad. Cada día hay más empresas colombianas en la lista de “Best Place to Work” y esto es una evidencia de la evolución”.

¿Qué debe hacer la industria colombiana para mejorar? Expertos como Jaimes señalan que debe haber un cambio de conciencia en la alta gerencia, pues en la medida en que el bienestar laboral no haga parte de la estrategia de las compañías, va a ser difícil que el concepto se desarrolle a plenitud. Y hace la siguiente recomendación: “debe pasar de implementarse en su nivel teórico a un nivel más práctico, donde el empleado pueda sentir mayores beneficios, definiendo acciones acordes con la actividad que realiza la empresa y el tipo de trabajadores”.

Entendiendo por productividad esa relación que hay entre la cantidad de tiempo con la que se cuenta para desarrollar una actividad , y la cantidad de productos que se fabrican dentro de esa capacidad operativa