Prevenga los sobrecostos innecesarios dentro del esquema presupuestal de producción con mantenimiento.

“Si se hace mantenimiento preventivo, la confiabilidad de los activos se logra en el tiempo, entendiendo por confiabilidad que el equipo produzca las unidades que son en el tiempo correcto y con la calidad esperada”, asegura Carlos Arciniegas, director TPM de Seiri S.A.S.

Cuando las fallas se presentan sin previo aviso, detienen el flujo de la producción, causando el incumplimiento de los pedidos. No ejecutar un plan de mantenimiento preventivo significa estar propenso a emergencias que hacen que las unidades productivas se demoren, teniendo turnos y personal adicionales, mayor consumo de energía, compra inesperada de repuestos, generando así costos que pudieron prevenirse.

“Todos los problemas nacen pequeños , se van volviendo grandes porque no se corrigen oportunamente”.

Como señala Arciniegas, todos los problemas nacen pequeños, pero se van volviendo grandes porque no se corrigen oportunamente. En Colombia son dos las principales dificultades que se presentan respecto a las buenas prácticas de mantenimiento preventivo.

De un lado, que “no tenemos realmente instituciones técnicas fuertes para preparar operarios y técnicos de mantenimiento; y de otro, que siempre se trabaja pensando en el ahorro de los repuestos, no se homologan ni se certifican los distribuidores de partes, utilizando productos que no cumplen con las especificaciones técnicas”.

Mediante inspecciones sencillas y frecuentes se previenen fallas importantes en el futuro, a esto el consultor en TPM de Seiri le denomina “mantenimiento basado en el sentido común”, y se refiere a la necesidad del cuidado básico de los activos industriales.