Tome nota y no trague entero; la productividad, la rentabilidad y la seguridad de su operación están en juego. Estos son los errores más comunes al momento de comprar abrasivos.

  • Confundir la vida útil con el rendimiento

En abrasivos, rendimiento significa cuánto material se remueve, no cuánto tiempo dura el disco.

  • Desconocer que los discos aglomerados vencen

Las fechas salen en el aro plateado central. La resina en contacto con los rayos ultravioleta del sol se va degradando haciendo que el disco sea más frágil.

  • Adquirir la herramienta equivocada.

Un abrasivo especializado necesita una herramienta potente, que mantenga las revoluciones. Es clave que no se caliente porque así, el disco va a trabajar en sus condiciones óptimas.

  • Comprar abrasivos universales

O incorrectos para el tipo de material en el cual serán utilizados

Piense en innovación

Dicen los expertos que el futuro de los abrasivos estará en el producto recubierto especializado, que no genera chispa, ruido, vibración, ni sean hechos con resina.

  1. Dos en uno. Han salido al mercado discos con combinación de grano cerámico en recubierto con paño abrasivo, los cuales permiten hacer desbaste y acabado de la superficie en una sola aplicación, reduciendo sustancialmente el tiempo de trabajo.
  2. Lijas con adiciones. Se adicionan recubrimientos antiembotantes o antiestáticos para que el material repela el polvo o materiales refrigerantes para que la lija se mantenga limpia o fría, en función de remover material, con mayor durabilidad del abrasivo.
  3. Corte extrafino. En discos de corte la tendencia son los discos extrafinos, cortan más rápido y duran más, pero se requiere capacitación del operario. Vienen diferenciados para cada tipo de material.