Comprar maquinaria es un proceso complejo que involucra desde la detección de la necesidad, pasando por la adquisición del activo hasta la planeación de su destino final. Parte de la eficiencia en las operaciones es representado por el equipamiento.

La tendencia natural es comprar respetando ciertas especificaciones, teniendo principalmente en cuenta rango de precios o retorno sobre la inversión. Pero la adquisición de equipos es mucho más que eso.

“El proceso empieza desde el momento en que surge la necesidad, y se tiene que pensar hasta cuando se deje de utilizar la máquina y cuándo la vamos a desincorporar”, comenta Pedro Torres, director regional de Competitive Capabilities International para América Latina. Desde el punto de vista del cuidado de activos se habla de Gestión Temprana de Equipamiento, un proceso en el que quien compra debe preguntarse: ¿cómo estamos acostumbrados a hacer las cosas y cómo esperamos que se hagan?; ¿cómo el nuevo equipo es parte del proceso de mejora continua? y ¿cuál es el retorno de la inversión?

Usado o modificado La maquinaria tiene una vida útil que se define por los parámetros de operación, lo que se llama una obsolescencia programada por el fabricante, la cual en un caso dado se puede alargar o mantener y hasta recortar, dependiendo del manejo que se le dé al activo.

Modificar un equipo para alargar su vida útil es riesgoso aunque común en la industria latinoamericana. La recomendación de Pedro Torres es “no tocarlo mientras esté activa la garantía, pues puede verse afectada; y si se toma esta decisión consultar con el fabricante, para no sacar a la máquina de su ‘contexto’, porque a veces aunque estas modificaciones funcionan, hacen que el equipo luzca como un Frankenstein”.

La maquinaria usada es otra opción, pero quien compra debe asegurarse de que trabaja en las condiciones esperadas, pues seguramente será un equipo que ya no cuenta con garantía y soporte por parte del fabricante. Importante tener plena certeza de que se consiguen los repuestos.

“No puedo decir que es un error. Comprar maquinaria usada tiene que ver con la realidad de cada planta y sus capacidades financieras. No podemos escapar a la realidad de nuestra región”, agrega el experto.

PEDRO TORRES 265x300

Pedro Torres, director regional de Competitive Capabilities International para América Latina.