Si bien, la industria tiene la responsabilidad de mantener su maquinaria en buen estado, de la adecuada selección de sus proveedores dependerá que esta tarea se cumpla. Garantía y oportunidad son claves para el mantenimiento industrial.

De la maquinaria depende la capacidad de producción de una planta y la supervivencia de una fábrica, por eso una pausa inesperada es uno de los mayores contratiempos que puede enfrentar una industria.

Rodrigo Casas, gerente de Import Soluciones, asegura que si bien la industria es responsable del mantenimiento de la maquinaria, el proveedor tiene que ir inclusive más allá de la producción, entendiendo que hay un operario que depende de que la máquina esté en funcionamiento.

“El proveedor debe estar en capacidad de solucionar averías pero también de prevenirlas”, indica el importador. Entregas de productos originales, despacho a tiempo, información oportuna y permanente sobre la compra son características del servicio a las cuales el industrial debe poner atención para tomar mejores decisiones.

TEMA CENTRAL ALIADOS ESTRATÉGICOS
El departamento de mantenimiento debe trabajar en estrecha alianza con el proveedor, pero este último debe permanecer presente para el industrial. “Hay proveedores que solo aparecen cuando los busca el industrial, en nuestro caso mantenemos presencia en las plantas por medio de visitas y correspondencia, de manera que cuando nos necesiten, nos llamen”, agrega Casas.

Tener diferentes proveedores que en un momento dado puedan lograr que una máquina no se detenga es importante. Los costos ocultos de no poder sacar adelante una máquina son muy altos, significa personal parado, no poder facturar. Es una cadena de daños.
El industrial contribuye a esa relación de largo plazo cuando actúa como co-equipero con el proveedor. Y recuerde: no poder reparar una máquina oportunamente se traduce en
pérdida de prestigio para la compañía.